Crónicas y crónicos

Por Basketistas

Esto iba a empezar siendo una entrada de crónicas de partidos pero…

Cuesta poder mantener una dinámica de crónicas y mantenimiento de contenidos web aquí en Basketistas cuando está habiendo una implicación muy grande que absorbe una cantidad de tiempo y energías ingente en el proyecto paralelo, codo con codo, en un club como es el Reino de Aragón.

Al fin y al cabo nos unimos a este proyecto, nos subimos al carro con toda la gente que está detrás del Reino porque compartimos la forma en que entendemos el deporte base, cómo gestionar un club humilde, los objetivos, el nivel de exigencia y sobre todo el cuidado por los detalles y la transparencia. Nos gusta esa dualidad que se puede dar en ser un club pequeño, pero pensar a lo grande. Y es que se puede ser “grande”, no por soñar con imposibles, sino simplemente haciendo las cosas bien, siendo honesto. Y es un orgullo creer que incluso con solo año y medio de existencia uno puede ser ya respetado e incluso servir de modelo a “copiar” en algunos aspectos por otros.

Cuesta atender con calidad dos frentes y este de Basketistas que ha sido un frente que surgió de la nada, que creció arropado por familias ilusionadas con el baloncesto benjamín y alevín (que por soñar en grande fue incomprendido primero y atacado después por los mismos que poco antes lo apoyaron), este frente, en este momento está carente también de sentido ya que en el fondo, en este momento, está dirigido ¿a quién? No hay que engañarse, hoy por hoy Basketistas es algo que está hibernando, está aletargado y solo el tiempo decidirá si es un final definitivo o de una etapa en espera de otra.

Basketistas surgió en otro club que todos sabemos, para dar a un grupo todo aquello que entendíamos que se podía dar y que no se daba por pura dejadez, porque en el deporte base hay también mucho abandono, mucho negocio camuflado detrás de labor altruista y mucho no tener ambición, pero no ambición deportiva resultadista, sino ambición por hacer mejor las cosas y seguir siempre mejorando. Ahora vuelves la vista atrás y resulta que muchos clubes hacen fotos (unos de más calidad que otros), están en redes sociales, trabajan su identidad, merchandising, etc., etc. Pues bien, hace ya seis años que esto lo lanzábamos como Basketistas y no por un afán loco de protagonismo sino porque tras plantearlo al club, se negó entrar en esa línea. Como uno tiene que perseguir sus sueños, eso hicimos. Empezamos a crear galerías de fotos de los partidos, perfiles en redes sociales, blog con crónicas de los partidos ¡¡de un equipo!!, de un microscópico equipo. Y hace seis años en redes sociales y multimedia es como hablar de la Edad Media en otras cosas, ojo. Ahora resulta que el que no hace todo eso, es de la minoría.

Basketistas era una forma de ser respecto al deporte de nuestras hijas, era una filosofía, una diversión, una “marca” alrededor de la cual sumar a todo aquel que quisiera. Se intentó, honesta y humildemente, con ganas, de corazón.

Volviendo la vista atrás uno se siente orgulloso de todo lo que se ha conseguido contra viento y marea y, muchas veces con el enemigo en casa, se ha ido manteniendo la marca “Basketistas” y se le ha reconocido con cierto respeto allá donde hemos estado. La calidad mencionada antes, el cuidado de los detalles, el ser crítico pero respetuoso y el ir de cara por la vida. Poder dormir tranquilo en cada momento y ser lo que uno muestra, sin dobleces. En parte esto quizá es lo que unió el camino de Basketistas con el del Reino de Aragón, donde estamos integrados y casi hemos renunciado a nuestra marca en pos de un trabajo en el que creemos y en que nos entregamos por completo.

El sentimiento Basketistas es para siempre, es algo crónico, es una forma de disfrutar del baloncesto en general y del deporte base en concreto. De ahí el título de este post “crónicas y crónicos“. Somos enfermos crónicos de esta bendita enfermedad, somos crónicos en la forma de entenderlo y con ello seguiremos. Pero para las crónicas semanales nos damos un tiempo de vacaciones indefinidas. Seguiremos poniendo de vez en cuando contenidos en esta web, más genéricos y cuando haya temas que nos motiven para escribir, hablaremos de los equipos en los que estamos, hablaremos de baloncesto sin más, de lo que nos surja porque no nos debemos a nadie.

Por el momento las crónicas dejarán de estar aquí porque el tiempo que suponen y el eco que pueden tener no compensan. A los que nos habéis seguido, gracias y esperamos que lo sigáis haciendo aquí y en redes, porque no desaparecemos, quizá sea tiempo de reinventarnos… o no… nunca se sabe. Quizá sea un adiós definitivo, quizá un hasta pronto. El tiempo lo dirá.

¡¡Hasta que el basket nos vuelva a unir!!

Logo Basketistas 2017_18