Jornada 26 de octubre

Por Basketistas

Ya ha empezado la liga para los equipos cadetes en los que estamos más involucrados con nuestras chicas, equipos del C.D. Reino de Aragón, y haremos nuestras crónicas con lo que vemos desde nuestra perspectiva, nuestras opiniones personales y simplemente plasmar cómo va siendo esta temporada. 

Cadete A: estreno ante Calasanz

Se estrenaba el cadete A ante Calasanz, un viejo y recurrente rival en los últimos tiempos con el que siempre se dan partidos muy disputados y de los que últimamente solía salir victorioso por mucho empeño que se pusiera. El año pasado fue rival del cadete B y a pesar de comandar los partidos en su mayor parte, acabábamos sin sacar nada positivo.

El partido se disputaba en la siempre complicada cancha de Calasanz, con muy poca luz, peligrosas bandas y fondos y en ese ambiente general que nunca se nos ha dado bien. Desde los primeros compases se vio que el partido iba a ser intenso, por ambos bandos, físico y rápido, de poder a poder. Es un clásico en los choques ante las escolapias que sean partidos de mucho contacto y este no iba a defraudar.

El primer cuarto arrancaba con varios fallos de las nuestras en una canasta que parecía resistirse a facilitar los primeros puntos del Reino. La constancia iba a hacer que no tardasen mucho en empezar a sumar. A pesar de las ganas e intensidad defensiva de las nuestras el cuarto iba a ser escueto de anotación pero se veía que las chicas de Adrián sabían cómo tenían que apretar para que Calasanz tuviera en cada ataque complicaciones para armar jugadas y casi para pasar de medio campo. El resultado de 6 a 9 al final del primer cuarto no reflejaba la diferencia que estaba habiendo en la pista.

El segundo cuarto sin embargo sí que iba a traer frutos en el marcador y de hecho iba a resultar un vendaval que arrasaría al rival en todas las facetas del juego. Defensa presionante, salidas rápidas, pelea por cada balón dividido y las locales casi colapsadas sin apenas poder reaccionar. Las nuestras no daban tregua y aprovechaban la situación para endosar un parcial de cuarto de 4 a 23 que dejaba el resultado al descanso en 10 a 32.

Tras la reanudación el equipo no se iba a confiar ni acomodar. Se comenzaba con un triple de Lucía pero, a pesar de ello, se volvía a encontrar una canasta rebelde que no quería que los balones del Reino la atravesaran y solo a base de tiros libres se conseguían puntos. Calasanz tampoco conseguía amenazar mucho y así transcurrían los minutos. Un cuarto escueto que dejaba el resultado a falta del último en 16 a 39.

El último cuarto iba a ser el broche a un partido redondo, y eso que hubo dos cuartos en que el balón no quiso entrar, de haber sido de otro modo el resultado aún habría sido más abultado. El parcial de arranque de 0 a 9 no dejaba lugar a dudas, las locales no tenían nada que hacer ante un equipo que les había anulado y superado en todas las zonas del campo. Al final del cuarto el parcial de 4 a 18 hablaba por sí solo y el resultado final de 20 a 57 dejaba claro que un equipo había sido claramente superior al otro el sábado.

Como pasaba el año pasado con el cadete B, la gran fortaleza de este equipo reside en el grupo en su totalidad, en su fuerte personalidad, su trabajo intenso al unísono y su constancia y estilo propio en el que nunca entra la opción de bajar los brazos. Cuesta siempre destacar a una sola jugadora en estas circunstancias porque todas hicieron un gran partido, pero podríamos hablar de la solvencia de Marta o la defensa de anticipación de Gracia sin que por ello se haga de menos al resto de chicas que jugaron como saben hacerlo, intensas y disfrutando.

Ficha técnica:
Calasanz 20 (6+4+6+4)
CDRA A 57 (9+23+7+18)
Anotadoras: Marta (13); Lucía (9); María(8); Gracia (8); Ángela (6); Laura (3); Sofía (3); Julia (3); Mercedes (2) y Andrea (2).
DSC_0003

Cadete B: visita a Cristo Rey

Casi del tirón asistimos al partido del cadete B en el Colegio Cristo Rey. Nos esperaba una pista de las del pabellón que se montan al cruzado, en las que las chicas se juegan el físico en los fondos bajo canasta en cada entrada y con unas bandas en las que no se puede apenas sacar el brazo sin golpear a alguien o golpearse con espectadores, banquillos o mesas auxiliares. Pista de por sí pequeña que en esas condiciones asfixia a los equipos acostumbrados a canchas con espacios para moverse sin miedo a lesiones. 

Partido que se comenzó antes de tiempo para sumar a todos los condicionantes anteriormente citados. Equipo cadete B que de reciente formación está en fase de acoplamiento y al que le costaba estar a gusto en la pista y eso se iba viendo desde el primer minuto. Costaba coger el ritmo y posicionarse para ir intentando jugadas entrenadas. Al final del primer cuarto, visto y no visto, aún se conseguía remontar y llegar con ventaja por la mínima, 10 a 11.

En el segundo cuarto, las locales, un equipo de parte alta el año pasado en B, iba imponiendo su juego más acoplado, se notaba su tiempo jugando juntas y además aprovechaban su físico ante una defensa demasiado blanda de las nuestras. Demasiados rebotes que generaban segundas opciones, demasiadas imprecisiones que acababan en pérdidas que las de Cristo Rey aprovechaban para castigar en el marcador. Al descanso 29 a 24, un resultado que dejaba todo por decidir, pero las nuestras no estaban cómodas y se notaba, las sensaciones no eran positivas. Tocaba remar.

El tercer parcial no iba a facilitar nada la tarea del intento de remontada, más bien todo lo contrario, iba a suponer un golpe a la moral del grupo y de los allí presentes. Costaba mucho anotar y por contra las locales lo iban haciendo como un goteo que castigaba a nuestro equipo inexorablemente. Lejos de reaccionar el equipo no cambiaba de juego ni conseguía apelar a la épica a base de orgullo. Claramente estaba como enjaulado en unas dimensiones impropias para unos equipos cadetes. Un cuarto que dejaba un parcial de 17 a 10, que dejaba el marcador en 46 a 34 y ponía todo muy cuesta arriba.

En el último cuarto el parcial de 0 a 4 de arranque era la última esperanza de la remontada pero la réplica local era de un 7 a 0 que dinamitaba definitivamente cualquier ilusión. El resto de cuarto fue más un correcalles con errores de uno y otro lado y alguna canasta suelta que un buen final de partido. Resultado de 59 a 45 ante un equipo que podría estar en nivel A y que puede parecer abultado si no se hubiesen visto las condiciones. Hay que aprender de estos encuentros y saber competir en cualquier circunstancia, estos choques han de servir para eso.

Imposible destacar a ninguna de las chicas ya que fue un partido gris en que no pudieron demostrar lo que valen. Hay mucho trabajo por delante por hacer y hay que ver a este equipo en el próximo partido, trabajar duro y los resultados llegarán. Hay que destacar que la actitud de todas ellas fue perfecta, no se rindieron y siguieron intentándolo a pesar de no ser el día. La base está sembrada y habrá que tener fe y paciencia en un grupo que si algo es, es trabajador.

Ficha técnica:
Cristo Rey 59 (10+19+17+13)
CDRA B 45 (11+13+10+11)
Anotadoras: Lobato (8); Ruth (7); Reana (7); Laura (6); Ángela (6); Ana (5); Julia (4); Martina (2); Inés (2)
DSC_0014

Parón por el puente de Todos los Santos y a la vuelta un mes de noviembre intenso que viviremos como se merece, con ganas, ilusión y viendo a nuestras chicas disfrutando del deporte, del trabajo y de sus compañeras. ¡¡Vamos Basketistas!! ¡¡Aúpa Reino!!

Logo Basketistas 2017_18