Jornadas 23 y 30 noviembre

Por Basketistas

Agrupamos de nuevo crónicas de dos jornadas. Los partidos a los que pudimos asistir en los dos últimos fines de semana, uno de cadete B y otro de A del Reino de Aragón. Dos victorias aunque de sensaciones bastante distintas, dos equipos que siguen creciendo y mejorando.

CADETE B

Partido del cadete B del club, tras unos encuentros un tanto irregulares, de altibajos en juego y concentración llegaba el momento de enfrentarse a El Olivar, un conjunto con el mismo balance de victorias/derrotas

Enseguida se ponía el partido de cara con un parcial de 7 a 2. Un buen trabajo en defensa dificultaba a las visitantes el encontrar posiciones cómodas de tiro y eso permitía mantener una cómoda renta y el control del partido. Una rigurosa falta en bloqueo ofensivo de Reana, seguida de otra falta en defensa forzaban su salida al banquillo. Olivar aprovecharía esa circunstancia en lo que quedaba de cuarto para marcar un parcial de 5 a 9 que dejaba el marcador al final del cuarto en un ajustado 12 a 11.

El segundo cuarto sin embargo iba a ser de claro dominio de las nuestras que, viendo al rival tan cerca en el marcador, reaccionaban y aumentaban su concentración e intensidad con lo que venían los puntos y recuperaciones. Tras una inicial canasta de las visitantes que se ponían por delante, el empuje de las nuestras salía para lograr un parcial de 9 a 0 y volver a poner las cosas en su lugar. Un solitario tiro libre iba a poder anotar Olivar en lo que quedaba de cuarto y eso se traducía en una ventaja al descanso de 8 puntos (22 a 14) y la impresión de que el partido ya se había roto y caía del lado local.

Tras el descanso un comienzo de periodo un tanto insulso con intercambio de canastas que seguía dejando todo como estaba. Entonces de nuevo la reacción de las nuestras, el aumento de ritmo y concentración y el parcial de 13 a 3 que ahora sí parecía dejar sentenciado el encuentro. A falta del último asalto, 37 a 21.

Y cuando nos las prometíamos felices volvían los sobresaltos que este equipo parece empeñado en darnos con sus altibajos y desconexiones. Los 16 puntos de renta que parecían un colchón más que suficiente, en lugar de dar calma y pausa parecieron ser contraproducentes. Cambia todo el panorama y el equipo que tenía el control y tempo del partido lo cede a un rival que empieza a revivir. Parcial de inicio de 0 a 6, la ventaja reducida casi a la mitad. El equipo jugando sin ideas y cayendo con el paso de los minutos en hacer la guerra por su cuenta cada jugadora y perdiendo el criterio en las acciones. Entradas precipitadas, pases arriesgados y el equipo se desdibujaba. Las visitantes a diez puntos y tiempo muerto para intentar corregir ideas. Pero el partido era un correcalles de ida y vuelta donde salía más beneficiado Olivar. Solo Lobato era capaz de anotar una canasta en juego para romper la hegemonía anotadora de El Olivar en el cuarto. Pero el equipo no estaba acertado en ninguna faceta y Olivar sumaba dos canastas consecutivas que lo acercaban aún más (37-31). Sufriendo y a duras penas se llegaba por delante al final del partido con el marcador en  41 a 34.

De nuevo un irregular partido ante un rival al que se tenía controlado y casi contra las cuerdas. Fruto de unas desconexiones demasiado recurrentes el equipo baja la intensidad defensiva, se precipita en ataque, se le nublan las ideas y deja a los rivales volver a creer y rearmarse. De momento una sola derrota en el casillero pero se ha jugado con la suerte demasiado por lo que el primer objetivo debería de ser hacer a este grupo más estable y con unas nociones mínimas pero claras. El trabajo diario dará sus frutos y este grupo se irá compenetrando y compitiendo cada día mejor. ¡¡Vamos chicas!!

Ficha técnica:

CDRA B «Ah!cademia» 41 (12+10+15+4)

E.M. El Olivar 34 (11+3+7+13)

Anotadoras: Lobato (14); Ruth (7); Ana (6); Julia B. (5); Reana (4); Martina (3); Laura (2); Inés R. (0); Inés F. (0); Ángela (0).


 CADETE A

Partido que se presentaba como una opción muy interesante de dar un salto cualitativo en las aspiraciones de estar en la parte alta de la tabla. Por un lado supondría demostrar que se está a la altura de los inicialmente llamados a ser líderes del grupo, y por otra poner algo de tierra por medio con los inmediatos perseguidores. Compañía de María no era un rival propicio pero el objetivo a priori era competirles de igual a igual. De conseguirse esto, soñar era gratis.

Comenzaba el choque con algo de nervios por parte de las nuestras y más solvencia en las colegiales que empezaban a anotar en contras que conseguían perforar una defensa local que aún se estaba ubicando en el parqué. El equipo se iba manteniendo gracias a los tiros libres que anotaba Marta con su verticalidad que perforaba la defensa de Compañía. Sus cuatro tiros libres de cuatro intentos nos mantenían al rebufo. En la tercera ocasión que visitaba la línea de libres anotaba el primero (5-8) y el segundo se resistía a entrar pero un importante rebote de Ángela nos daba de nuevo la posesión que, en una circulación rápida, llegaba a Julia que desde el triple anotaba para poner las tablas en el marcador. Iba a resultar un momento crucial del choque, por el empate en sí y por la dosis de ánimo y fe que insuflaba a las nuestras. Una canasta más por bando íbamos a ver en el cuarto para finalizarlo con empate (10-10) y las espadas en todo lo alto.

El segundo cuarto iba a comenzar con un auténtico vendabal de las chicas del Reino. El ver que estaban siendo capaces de tratar de tú a tú al líder invicto les daba alas y con una defensa espectacular llevaban a las visitantes a caer en un bloqueo de ideas que no les dejaba apenas pasar de dos tercios de pista. Las cifras hablan por sí solas, un parcial de 10 a 0 era más que elocuente de lo que estaba pasando en pista. Otro dato revelador, todo lo que iba anotando Compañía en la segunda mitad de cuarto lo hacía desde el tiro libre sin poder anotar en jugada. Con esto se agotaba el cuarto y el marcador reflejaba un 26 a 18 que nos tenía en vilo pero con la tensión de esperar un arreón rival en cualquier momento. Y parte de ese arreón pareció empezar a llegar con un triple sobre la bocina que marcaba el descanso, dejando el tanteo en 26 a 21.


Vuelta de vestuarios tras el descanso. Caras de concentración en las nuestras y en las gradas satisfacción, ilusión y tensión a partes iguales. La primera canasta del tercer cuarto caía del lado de Compañía y se ponían a tres puntos (26-23). Parecía llegar el momento crítico o, al menos, uno de ellos. La réplica llegaba por parte de Marta que seguía muy activa en ataque. Llegaba una fase de pura defensa en ambos campos donde no se anotaba y solo Julia desde el tiro libre rompía esa dinámica una vez que las visitantes entraban en bonus. Un parcial final de 1 a 4 acaba por dejar el marcador en un ajustado 30 a 27 antes del último cuarto.


De nuevo a pista, se estaba consiguiendo llevar el mando del juego pero las rivales estaban al acecho y en el aire estaba esa tensión tanto en pista como en la grada. Anotaban las colegiales y se ponían a un solo punto (30-29) y de nuevo Marta conseguía dar la réplica para lanzar el mensaje de que no se iba a dar el brazo a torcer tan fácilmente. Canasta de Compañía, de nuevo a un solo punto y en la vuelta Sofía consigue anotar con falta para un dos más uno providencial. El siguiente ataque de las de Lahoz no era fructífero y sí el del Reino que de nuevo conseguía un dos más uno, esta vez por cuenta de Marta, a la que no conseguía frenar la defensa visitante. En este punto ya parecía que las nuestras daban el golpe de autoridad que decantaba el partido y más aún con la canasta de Ángela en un semigancho que ponía en marcador en 40 a 31. Ya solo íbamos a ver una canasta visitante y un tiro libre anotado por Gracia para dejar el tanteo final en 41 a 33.

Completísimo partido de las nuestras con especial mención a la defensa intensa y presionante a toda cancha que anulaba el ataque fluído del rival. Gran trabajo también en el aspecto de rebotes conseguidos ante un Compañía con una media de altura bastante más alta que la nuestra. Actitud, fe y hambre de victoria en todas y cada una de las jugadoras que no bajaron los brazos ni la intensidad en ningún momento del partido. Gran victoria que nos iguala en balance a Stadium Casablanca y al propio Compañía de María aupándonos a la segunda plaza en la clasificación. El equipo demuestra una competitividad de máximo nivel y más aún que todo lo que se trabaja a lo largo de la semana se asimila y aplica con precisión. Gran grupo de chicas y staff técnico que aún nos darán muchas alegrías más pero la mayor de ellas es ver cómo compiten y se divierten haciéndolo. ¡¡Enhorabuena equipo!!

Ficha técnica:

CDRA «Ah!cademia» 41 (10+16+4+11)

Cía. de María A 33 (10+11+6+6)

Anotadoras: Marta (15), Ángela (10), Sofía (5), Julia (4), Lucía (3), María (2), Gracia (2), Mercedes (0), Laura (0), Lobato (0), Ana (-) e Inés (-).


 

Logo Basketistas 2017_18